BAFICI #19 Tercera entrega

Un documental filmado por la dupla que dirigió El ciudadano ilustre, una película portuguesa sobre el avistaje de aves, un film inspirado en la vida y obra de Saer, una animación del Studio Ghibli y un documental sobre Valle de Muñecas conforman la tercera entrega de la cobertura del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires. 

Todo sobre el asado (Noches especiales/ Mariano Cohn y Gastón Duprat, 2016)

Un documental sobre el asado puede ser una excusa para desentrañar prácticas de nuestra idiosincrasia. Que si como forma de cocinar se creó en Argentina o en China, si la tira de asado en realidad no es parte de un asado tradicional, que si el ternero es más rico alimentado en feedlot, muchas discusiones existen en torno a este plato infaltable de la gastronomía argentina. El film lleva la voz del Negro Álvarez que le aporta humor y frescura y un poco de eso llamado “argentinidad”. El documental se ríe de los veganos, de los que se encargan de matar vacas, de una familia judía que produce chorizos, un poco de las mujeres (aunque Samid reivindica de una manera un tanto extraña el rol femenino en la cocina diciendo que la mujer en su casa es la que cocina por lo tanto es la que hace el asado), entre otras personas. La ironía es el tono del relato de Cohn-Duprat, que recorre de una manera transversal todos los sentidos en torno a esta comida. El documental llega hasta el ridículo, recurso que sus realizadores conocen muy bien desde Yo presidente (2003), el documental en el que entrevistaron a los ex presidentes  Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Ayelén Cisneros

57e02a6f3c20b_645x429

O ornitólogo (Vanguardia y Género / Joao Pedro Rodrigues, 2016)

Joao Pedro Rodrigues, uno de los cineastas portugueses contemporáneos más innovadores y originales, cuenta la historia de un estudioso de los pájaros, un hombre de ciencia que deviene místico luego de un accidente durante uno de sus avistajes. El ornitólogo empieza como si se tratara de un documental pero lentamente su registro va variando hasta transformarse en una búsqueda espiritual (de a ratos milagrosa, por momentos herética) basada en la libre interpretación de pasajes biográficos del santo portugués Antonio de Padua. Con el correr de los minutos, el protagonista pasará de ser un avistador a ser el avistado por la naturaleza y este viraje tan onírico como sensual hace del quinto largometraje de Rodrigues una de las películas más interesantes de esta decimonovena edición del festival. Martín Escribano

get

Toublanc (Vanguardia y Género/ Iván Fund, 2017)

Un treintañero teclea en una computadora. Mira por la ventana. Agarra un cigarrillo. Juega con él entre sus dedos. Una mujer bebe una copa de vino sin más compañía que su perro. En el medio, un caballo, está atado a un poste, amparado por la inmensidad de la noche. Esto es parte del paisaje que se imaginó Iván Fund, inspirado en la vida y obra de Juan José Saer, para hacer su película. En el marco del “Año Saer” (que su provincia natal, Santa Fe, celebra al cumplirse 80 años de su nacimiento) le llegó a este prometedor y joven director la propuesta de elaborar un filme inspirado en el autor de Glosa y Nadie, nada, nunca. El resultado es una propuesta estética y narrativa más que atractiva y una cita ineludible para todo amante de la literatura argentina. Dos historias ocurren en sitios no casuales: Santa Fé y París. Allí un escritor y detective que investiga un crimen se cruza con una profesora de francés solitaria que se ve perturbada por un caballo abandonado en las inmediaciones de su hogar. El tiempo se va construyendo de manera minuciosa y fragmentada. El futuro y el pasado se confunden. Aparece la descripción en detalle que parece abrumar y no decir nada tan propia de la literatura saeriana pero, esta vez, traducida en planos de varios minutos hacia los rostros de los personajes o sobre determinados elementos (como un caballo flotando en el agua). La acción es simultánea y, a veces, se congela en planos que hacen foco en la emotividad. La gramática del policial aparece, del mismo modo que se plantea en Cicatrices. Es decir, como las diferentes caras de un cubo rubik. Toublanc (nombre de un personaje que pensó Saer para su última novela, La Grande) reúne, a partir de historias mínimas, la esencia espiritual de la literatura saeriana y la traduce al lenguaje cinematográfico. Pablo Díaz Marenghi

Toublanc-3

La tortue rouge (Trayectorias / Michel Dudok de Wit, 2016)

Studio Ghibli le propuso al holandés Michël Dudok de Wit, director del excelente cortometraje Father and Daughter, distribuir su corto en Japón a cambio de que filmara una película para el estudio. El resultado son ochenta minutos de una incomparable belleza melancólica, una película de una simpleza hipnotizante que ha tenido, ni más ni menos, a Isao Takahata, director de joyas como La tumba de las luciérnagas y La historia de la princesa Kaguya como productor artístico. La tortuga roja es apenas la historia de un hombre que intenta sobrevivir en una isla desierta entre tortugas, cangrejos y bambú pero que se convierte, sin diálogos y silenciosamente, en una obra maestra. Martín Escribano

073107

Más allá de Valle de Muñecas (Música/ Emiliano Cativa, 2017)

La banda liderada por Mariano Mansa Esaín protagoniza un documental sobre la grabación y presentación de su último disco El final de las primaveras. La idea nació cuatro años atrás cuando el realizador Emiliano Cativa pensó en “hacer algo” con la banda. El documental es un concert film donde se recorre cada track del disco grabado durante 2015. Hay momentos grabados en VHS que le dan un toque old school a las imágenes contemporáneas. En el medio aparecen instantes de la grabación en la que los hermanos Lulo y Manza muestran obsesión y dedicación en la composición de letras y de música. También se puede ver en la película una especie de video-clip/corto de una canción filmada en super 8 y temas de anteriores discos interpretados en vivo. “Dejadez”, el tema compuesto por Manza que fue grabado en el disco Flopa Manza Minimal es uno de los puntos álgidos del documental. La decisión de no poner una voz en off que describa la historia de la banda fue una elección acertada: las imágenes transmiten el espíritu de la banda de manera fiel. Ayelén Cisneros//∆z

a38c85a9705ac800cee6c179b6687cda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *