BAFICI 18: Última entrega


Concluimos nuestra cobertura con Hong San-soo, Marco Bellochio y una más del Baficito.

Por Martín Escribano

 

Right Now, Wrong Then (Sección Panorama / Hong Sang-soo, 2015)
right_now-posteLa que se llevara el Leopardo de Oro y el premio al mejor actor en el último Festival de Locarno cuenta la historia de un director de cine que conoce a una pintora en un centro turístico. Hay una salvedad, y es que veremos el mismo encuentro dos veces: en el primero todo será una pose, en la segundo reinará la sinceridad. Con pocos cortes y nutrida en diálogos banales, Hong Sang-soo se interesa más en el detalle que en lo que dice tal  o cual personaje a excepción de esos momentos, contados con los dedos de una mano, en las que se alude al mismo Hong Sang-soo como director y al público como espectador. El ejercicio es válido pero Right Now, Wrong Then más que una película parece, de ratos, una tomada de pelo. Y quizás lo sea.

Sangue del mio sangue (Sección Panorama / Marco Bellocchio, 2015)
locandina-sangue-del-mio-sangueLa versión de “Nothing Else Matters” de Metallica cantada por el coro femenino belga Scala sintetiza muy bien la propuesta de Bellocchio. Sangue del mio sangue es la historia de Federico, un joven soldado seducido por una mujer condenada por la iglesia a ser a tapiada en la prisión de Bobbio. ¿El motivo? Un pacto con Satanás. Siglos más tarde, en el mismo lugar, aparece un nuevo Federico, en este caso un inspector quien descubre que el edificio está siendo habitado de forma ilegal por un Conde. Bellocchio reúne a sus actores fetiche con una debutante para probar que aunque pasen cuatro siglos, los valores de la sociedad italiana permanecen trastocados. El espectador será quien deba elegir si prefiere el intolerante mundo del ayer o el perverso mundo que vivimos hoy.

Song of the Sea (Sección Baficito / Tomm Moore, 2014)
song-of-the-sea-posterBen y Saoirse son dos hermanos que de pronto se encuentran con la responsabilidad de tener que defender el mundo de los espíritus. Luego de Brendan y el secreto de Kells, que también pasó por el BAFICI allá en 2009, Tomm Moore entrega una película que tiene los mismos aciertos y desaciertos que aquella. Su animación se destaca por sus acuarelas y la importancia de las líneas y su guión (pensado más para chicos que para grandes) rebosa de personajes queribles y referencias a la tradición irlandesa. El problema es que frente a una película que propone una suerte de salvación por el folclore, el doblaje en español peninsular es un gol en contra, pues no permite disfrutar ni de las canciones tradicionales ni de las voces originales, entre otros, de Brendan Gleeson y Fionnula Flanagan.

Con los desajustes administrativos de siempre, se fue una nueva edición del BAFICI, que volvió a superar los 400 títulos entre cortos y largos repartidos, por primera vez, en 27 puntos de proyección. Otra novedad fueron las premieres: 81 mundiales, 11 internacionales, 44 americanas y 94 latinoamericanas.

Los premios fueron acaparados por el cine nacional: Primero enero, de Darío Mascambroni, fue elegida la mejor película de la Competencia Oficial Argentina; mientras que en la Competencia Oficial Internacional la mejor película fue La larga noche de Francisco Sanctis, de Andrea Testa y Francisco Márquez (que, además competirá en Cannes).//∆z

El listado completo de premios puede verse aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *