BAFICI 18: Primera entrega

Wim Wenders, Roman Polanksi y la última película de Studio Ghibli para arrancar nuestra cobertura del 18mo. BAFICI.

Por Martín Escribano

 

When Marnie Was There (Sección Baficito / Hiromasa Yonebayashi, 2014)
tumblr_nmv5ds7XmN1skj0ayo1_1280El segundo largo del joven Hiromasa Yonebayashi, de tan solo 42 años, será el último de Studio Ghibli. El argumento es similar a muchas de las películas de su maestro Hayao Miyazaki: niña nueva en lugar nuevo. Al igual que ocurría con Chihiro, la realidad de Anna se verá conmovida cuando viaje lejos de su hogar para curar su asma y se tope con la misteriosa Casa Marsh donde encontrará a Marnie, quien parece ser su complemento ideal. De a ratos lacrimógena pero con el indistinguible sello de calidad de un estudio que nos ha acompañado durante tres décadas, When Marnie Was There será la última oportunidad para ver en pantalla grande el trabajo de un grupo de artistas que se mantuvo fiel a la animación a mano alzada en la era digital.

Tess (Sección Focos y Homenajes – Nastassja Kinski / Roman Polanski, 1979)
tessDiez años después de que la difunta Sharon Tate le hiciera conocer la novela de Thomas Hardy Tess of the d’Urbervilles y ya exiliado en Europa, Roman Polanski decidió llevarla a la pantalla grande. Al igual que la Mia Farrow de El bebé de Rosemary, la Tess que interpreta con maestría Nastassja Kinski es una mujer a merced de un poder superior. En este caso quienes manejan las redes son dos hombres, uno peor que el otro: un falso noble y un falso proletario. Acaso uno de los mejores films sobre la doble moral victoriana, Tess ganó una docena de premios entre los que se cuentan tres Oscars y un Globo de Oro como Revelación para su protagonista de tan solo dieciocho años.

 

El estado de las cosas (Sección Focos y Homenajes – Paulo Branco / Wim Wenders, 1982)
wenders2“Si hubiera filmado la misma película con actores americanos y en color hubiera ganado dinero”. Pero la película anterior a París, Texas (que también forma parte de la sección Focos y Homenajes) en la filmografía de Wenders es en blanco y negro, su reparto es internacional y su sensibilidad, decididamente europea. Un grupo de actores y técnicos queda a la deriva en Portugal cuando el productor desaparece de un día para otro y los deja sin material fílmico y sin dinero. Inspirada en el cortocircuito que tuvo el director con Francis Ford Coppola en Hammett, El estado de las cosas amenaza con ser de esos films en los que el diálogo mata la acción pero Wenders sabe muy bien lo que hace y se encarga de manifestarlo por medio de uno de sus personajes: “una vida sin historias no vale la pena ser vivida”. O filmada.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *