AZ Presenta: Ignacio Castillo

El muchacho de Haedo trae sus canciones de entrecasa para que nos enteremos qué otro agite –más moderado, aunque no menos urgente- hay en el Oeste por estos días.

Por Seba Rodríguez Mora 

Googleo “ignacio castillo” y aparece, primero y en mayúsculas, un blog con la foto de un señor medio pelado de traje, con la siguiente descripción: Speaker de Eventos, Consultor de Empresas, Licenciado en marketing, coach (de qué, no se sabe), profesor. ¿Y también tiene un disco debut bordeando el pop, el folk y una sensibilidad particular para cantar sus propias letras? Mmm, claramente era el link de abajo.

Así, medio de costado, entramos al rincón que la constelación Bandcamp guarda para él. Acá charlamos un rato de cómo desde una guitarra criolla nacen montones de canciones efectivas de “un chico más”.

AZ: Para empezar, ¿qué escuchaba el pequeño Ignacio en su casa de Haedo?

– De pequeño muy pequeño recuerdo las canciones de María Elena Walsh, como muchos de nosotros habrán escuchado, también recuerdo un juego de mesa, didáctico, el cual era un tablero donde había que poner las fichas correspondientes en cada dibujo (era una orquesta) luego de escuchar un cassette con sonidos de instrumentos música. A mi viejo le gusta mucho Creedence Clearwater Revival, recuerdo muchas canciones de ellos, que escuchábamos en el equipo de música que teníamos en el living, teniendo 7 u 8 años. Una de mis canciones favoritas de ellos era Commotion (recomiendo escucharla); incluso en canciones nuevas siento muy reflejada la influencia del estilo sureño de rock and roll con guitarras y ritmos rápidos. Mi vieja me dejó un poco el legado de los Beatles, y al igual que mi viejo escucha mucho rock. ¡Ahora en el 2012 a veces hasta me habla de Sonic Youth! Ya entrando en la pre-adolescencia, digamos a los 11, 12 años mi primo empezó a compartirme cassettes de distintos grupos, entre ellos recuerdo Tercer Arco, y muchos de punk-rock como The Offspring, Green Day, Violadores, Attaque 77, 2 Minutos y Flema (que una de sus canciones fue la primera que aprendí a tocar en la guitarra). En mi casa durante la primaria y la secundaria se escuchó mucho rock and roll, también folklore.

AZ: En Bandcamp explicás que lo que hacés en Los Impulsos son “sonidos semi agradables para las madres a diferencia de todos los otros proyectos”. ¿Cuáles son ésos otros?

– Eso lo escribí hace bastante, por tener poca información y poca rapidez mental para inventar algo en la parte de Biografía, lo que intenté definir en pocas palabras fue que son canciones, simples y directas. Con melodías rápidas y concretas, frescas. Pensé un poco en toda la gente que había escuchado mis bandas a lo largo del tiempo, y tenía que demostrar que ahora esto era distinto. Siempre toqué la batería o la guitarra en bandas con mucha distorsión y lío,  toqué desde punk rock, pasando por el hardcore crust hasta el post hardcore. Ahora mi proyecto paralelo es Temporada de Tormentas banda en la cual  hacemos noise rock.

AZ: En este disco pareciera que andás buscando un equilibrio entre pop y algo más folk, los temas suenan como tocados desde un sofá, algo cómodo y casero. ¿Estás detrás de algo así, más íntimo?

– Si, necesitaba que transmita una vibra súper positiva, y lo fuimos plasmando mientras grabábamos. Buscamos los ambientes y grabé como si estuviese en casa. ¡Mucha gente que me comenta lo que opina sobre el disco me dice justo eso! De una lista de muchísimas canciones que tenía escritas fui eligiendo las que mas tenían que ver con el concepto del disco. Traté de transmitir esos sentimientos cotidianos que suelen surgir a partir de nuestras emociones frente a distintas circunstancias del día a día, con amigos, relaciones, etc. Y el equilibrio del que hablás de pop y folk creo que se fue dando, a mí me gusta muchísima música, podría decir de todos los géneros, depende la etapa en la cual esté; puedo estar súper cargado de algún estilo especifico, es bastante subjetivo por cómo me considero.

AZ: Las letras tienen referencias a un montón de cosas, pero pareciera que tenés una especial atracción por decir como hablamos cotidianamente, algo bien coloquial y quizá no tan rebuscado y poético. Otra vez, ¿es búsqueda o sale solo?

-Siempre tengo en la cabeza experiencias personales, o hablo de cosas que podrían llegar a suceder, al momento de componer es lo que me sale, me gusta hacer canciones para todos, que la gente se sienta identificada con el léxico, o con la forma de expresión. Son letras de un chico más, para compartirlas con todos. A veces la metáfora o la poética termina teniendo un final abierto, en el disco quise transmitir el desenlace del nudo, que es lo que siento, creo que a veces sirve un montón ser directo. Muchos deben opinar lo mismo. Igual estoy empezando a indagar en una nueva forma de composición con respecto a eso. Se puede leer y escuchar en mi nuevo EP, Explosiones.

AZ: ¿Cómo es grabar un disco solo, interpretando casi todos los instrumentos? Y después, en vivo, ¿cómo pasa a la banda que te acompaña?

-Está bueno, se necesita mucho un punto de vista ajeno de otra persona, para no ahogarse en el propio ego de uno. Yo suelo ser muy conformista con la música que hago y no me gusta demasiado. Pero encontramos el equilibrio trabajándolo con mis amigos que me ayudaron un montón en muchísimas cosas. En principio fue armar una banda para tocar de vez en cuando. Por la forma en la que se fueron dando las cosas, nos dimos cuenta que teníamos que tratar de reproducir más a menudo el sonido de Los Impulsos, es una experiencia distinta y más fuerte escuchar la banda completa. La metodología que usamos fue acercarnos lo más posible a las canciones pero los chicos obviamente siempre tienen la libertad de tocar las cosas que quieren. Al ser todos muy amigos es muy simple decidir que cosas sirven y cuáles no. En su mayoría siempre sirven. El sonido de Los Impulsos en vivo me gusta muchísimo, tratamos de transmitir toda la energía que guardamos durante la semana en 45 minutos de show.

AZ: Hablando de energía, Explosiones es un EP bastante distinto, hay una nota un poco más oscura, los sintetizadores aportan una complejidad interesante ahí. ¿El futuro te lleva para ese camino?

Siempre vivo explorando nuevas tonalidades y trato de reflejar lo que siento en la guitarra criolla, tengo muchos temas viejos que van más por ese lado, pero como decía antes es muy variante. Hay giros muy abruptos que dependen a veces de como va pasando todo. Explosiones y Temporal son dos temas que los tenía que mostrar, soy bastante ansioso. Tienen una madurez muy diferente a las canciones que se pueden escuchar en Los Impulsos, como vos decís transmiten otra carga, tenía muchas ganas de mostrar otra faceta mía, hay muchas más, pero por ahora no tengo planes de grabarlas, ni de meterme tan de lleno en ese plano. No sé realmente que será lo que se viene, pero sí, los sintetizadores van a estar súper presentes, y vamos a ver como viene el ritmo en cuanto a la composición, qué cosas llegan y qué necesito transmitir. Por ahora, con los chicos vamos a seguir presentando Los Impulsos. No hay planes de próximo disco, ni EP hasta dentro de un rato largo… Lo único que puedo afirmar es que en los próximos meses saldrá otro video oficial como 2do corte de difusión del disco.//z

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *