Art rock de acá a la China

En Lady From Shanghai, su decimoquinto disco, Pere Ubu mantiene su intrépida costumbre de componer gemas que alternan entre lo abstracto y lo vinculado al art rock y la vanguardia.

Por Damián Jarpa

Contemporáneos de bandas tan disímiles e importantes, como Devo o The Dead Boys, Pere Ubu hace gala de un eclecticismo nato gracias a David Thomas, líder y visionario que ha mantenido a flote la banda en forma dictatorial (es el único miembro original) durante casi cuatro décadas, transformándose en una especie de Mark E. Smith (cantante de The Fall) americano.

Sus letras abordan tópicos como el humor negro y lo cínico con el  objetivo de provocar y cuestionar al oyente. La construcción musical ahonda en lo abstracto y el surrealismo. “Thanks” da un comienzo frenético al disco con sus efectos electrónicos a base de sintetizadores, que crean un trasfondo casi irritante. Por su parte, “Free White”, entrecortada y meticulosa, está compuesta a partir de afiebradas bases electrónicas, simples pero al mismo tiempo arrogantes, y sus escuálidas estrofas se repiten infinitamente como un eslabón más  del ADN de Pere Ubu.

“Lampshade Man” se destaca por sus asfixiantes cambios de ritmoy por su letra en la que David Thomas, saca a relucir su absurdo e idiosincrático sentido del humor: “They say that truth hurts” (“Dicen que la verdad duele”), se lamenta Thomas, probablemente lo más rockero y contaminado del disco. Quienes gusten de esa veta de Pere Ubu, están de para bienes. Menos experimental y más directo.

En toda su trayectoria la banda ha utilizado todos tipos de texturas y se ha revitalizado en varias ocasiones, especialmente en el año 1995 con Raygun Suitcase, álbum bisagra editado por el sello Tim Kerr Records, del excéntrico polifuncional Tim Kerr, de los insaciables Poison Idea y Monkeywrench. Y es por esa misma razón por la cual, ellos no saben de conceptos como la repetición o anhelar por la nostalgia.

Definitivamente David Thomas y sus actuales compañeros de ruta siguen compenetrados en empujar los antiguos parámetros conocidos del art-rock y la vanguardia hacia terrenos no explorados. Es por eso que Lady From Shanghai tiene como resultado una obra coherente y compleja, en partes iguales.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.