Agente Carter: ¿Quién es esa chica (Marvel)?

En su segunda incursión en la pantalla chica, Marvel nos trae Agente Carter, la nueva serie que llegó para hacer más corta la espera de Avengers: Age Of Ultron y al mismo tiempo seguir expandiendo un universo plagado de personajes, siglas de organizaciones secretas y líneas temporales paralelas.

Por Ale Turdó

Sería redundante decir que el mundo de los cómics y los superhéroes sigue siendo un nicho exclusivo de nerds y geeks, de aquellos cuya área de influencia se limitaba en otras épocas a lugares particulares como Camelot y El Club del Cómic. El nuevo milenio nos enseñó que los personajes salidos de páginas ilustradas a todo color pueden ser un producto masivo y aceptado por un público de amplio espectro.

Nadie entendió esto mejor que la factoría Marvel, un pulpo cuyos tentáculos se extienden desde hace tiempo más allá de los cómics, y hoy expande su universo no sólo desde las salas de cine sino que también ofrece productos derivados en la pantalla chica. El Universo Cinemático de Marvel (mejor conocido por los entendidos del tema como Marvel Cinematic Universe o MCU) debe ser la estrategia marketinera más grande y mejor calculada de una franquicia desde La Guerra de las Galaxias (1977); cada lanzamiento está orquestado de forma tal que cada producción tiene una función especial dentro de las llamadas fasesdel MCU: en 2008, el primer film de Iron Man dió el puntapié inicial a la Fase 1, que se cerró con Los Vengadores (2012). La Fase 2 arrancó con Iron Man 3 y se cerrará con Los Vengadores: La Era de Ultron (2015) y Ant-Man (2015). La Fase 3 llegará en algún momento del 2016, paciencia.

Y por si esta cantidad de películas no fuese suficiente, Marvel tuvo la gran idea de desembarcar en la televisión con sus producciones para hacer la espera más amena a todos sus fans. A fines de 2013 introdujo Agents Of S.H.I.E.L.D., serie que sigue la historia de los agentes que trabajan para la organización secreta que es uno de los ejes fundamentales dentro del universo Marvel y tiene puntos de contacto con todas sus líneas argumentales. Después de un comienzo algo dubitativo a nivel de audiencia, la serie parece haber encontrado su rumbo y está a la mitad de su segunda temporada. Tal vez este haya sido uno de los factores por el cual también se animaron a dar luz verde a Agente Carter.

Peggy Carter es una agente que en plena década del 40′ trabaja para la Strategic Scientific Reserve (SSR) -unidad que un futuro bastante lejano en la línea de tiempo será absorbida por S.H.I.E.L.D., entre otras cuestiones del universo expandido- quien supo ser el interés romántico de Capitán América en Capitan América: El Primer Vengador (2011) antes de que el Capi se estrelle con avión y quede congelado en el hielo ártico por un par de décadas. El trabajo de la Agente Carter dentro de la SSR después del affair con Capitán América se ve menospreciado por sus colegas masculinos, y es relegada a trabajos administrativos y nimiedades burocráticas de escritorio, desperdiciando su potencial. Pero todo cambia cuando su amigo de aventuras, científico y playboy excéntrico Howard Stark -sí, el futuro papá de Iron Man- es acusado de vender sus creaciones bélicas al mercado negro. Un Howard Stark fugitivo de la ley pide ayuda a la Agente Carter para limpiar su nombre y la heroína de turno acepta, sabiendo que eso significará trabajar a las espaldas de sus superiores de la SSR y teniendo que hacer un acto de malavarismo para mantener ambos bandos contentos.

La idea de la serie se desprende de los Marvel One-Shot, cortos producidos para presentar en exposiciones y acomodar en los extras de cualquier blu-ray que lleve el sello Marvel (nunca hay que perder de vista el negocio muchachos). El corto de la Agente Carter tuvo gran aceptación y todo surgió partir de ahí. Hayley Atwell, la británica que interpretó a la Agente Carter en las películas de Capitán América hizo mucho autobombo en la redes para volver a poner su -voluptuoso(¿?)- cuerpo al personaje en la serie televisiva. Y tal vez uno de los mayores atractivos de la serie radique justamente en tener como protagonista a una heroína que sin alteraciones mutantes ni accidentes de laboratorio puede llevar adelante una trama con dósis parejas de acción e inteligencia. Esta agente demuestra en cada episodio que puede responder con audacia cualquier comentario desmoralizante de sus colegas así como dar un golpe certero si su vida corre peligro.

La presencia de Atwell en el papel de la Agente Carter y de Dominic Cooper haciendo las veces de Howard Stark -los mismos interpretes que en las películas- sirve también para que el espectador logre familiarizarse de la mejor forma con el producto y vea la seriedad del proyecto, no pensado solamente para aprovechar el exito momentáneo sino para dar una continuidad prolija al universo Marvel.

Con episodios que resultan en un mix perfecto entre una serie de acción y una serie de espías llena de intrigas, sumados a un diseño de producción impecable que reproduce a la perfección la época y un reparto que se adapta perfectamente a la historia, Agente Carter podría ser la confirmación de que continuará habiendo vida para los superhéroes más allá de las bateas de las comiquerías por muchos años más.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *