7 documentales para recomendar

Políticos, biográficos, llenos de violencia o de resignación: aquí hay algunos documentales para todos los gustos.

Por Alejo Vivacqua

McCullin (2012)

Don McCullin es, para muchos, el mejor fotógrafo de guerra de la historia, un hombre que reflejó con su cámara los principales conflictos del mundo durante décadas. El documental, dirigido por Jacqui y David Morris, es un repaso por su carrera contada por él mismo, mientras las imágenes, algunas icónicas, muestran cronológicamente sus coberturas, desde los inicios en su Inglaterra natal hasta la guerra de Vietnam, el conflicto en Irlanda del Norte, los desnutridos de África o los muertos de medio Oriente.

Love, Marilyn (2012)

Hace unos años encontraron el diario personal en el que Marilyn Monroe escribió durante buena parte de su vida. A través de la lectura de ciertos pasajes  – interpretados por actores como Paul Giamatti, Glenn Close, Lindsay Lohan o Adrien Brody, entre otros – se narran las frustraciones que la actriz sentía, por ejemplo, cada vez que un director la convocaba para hacer el papel de la rubia tonta, un estereotipo con el que tuvo que luchar desde siempre. Su personalidad frágil, sus cambios constantes de humor, sus problemas con las drogas o los romances turbulentos…todo quedó reflejado en el diario, el eje desde el que este documental parte para contar la historia del mayor ícono de la época de oro de Hollywood.

The Green Prince (2014)

Mosab Hassan Yousef es un palestino que trabajó durante muchos años como espía para la Shin Bet, el servicio de inteligencia de Israel. Pero no es cualquier palestino: es nada menos que el hijo del líder de la agrupación terrorista Hamas. El documental cuenta, manteniendo siempre la tensión propia de los mejores thrillers,  cómo Mosab pasó de ser un joven que quería luchar por su pueblo a convertirse, en secreto, en el traidor de su padre y de la causa palestina. Todas las motivaciones, dudas y resentimientos que lo llevaron a ese lugar son contadas por él mismo, en un relato que tiene también como protagonista al agente israelí Gonen, con quien Mosab forjó una amistad que dura hasta hoy.

Art of conflict (2012)

La historia de Irlanda del Norte contada a través de sus murales. Ésa es la premisa de esta producción de Netflix que tiene a Vince Vaughan como narrador. La lucha entre católicos y protestantes tiene en Belfast su costado artístico: la ciudad es célebre por las obras que, tanto artistas de un lado y de otro, han dejado en las paredes, un verdadero manual de historia desde el que se puede contar uno de los enfrentamientos más sangrientos y, a la vez, apasionantes del último siglo. Durante los 73 minutos de película se muestran los murales más icónicos, muchos de los cuales son descriptos por los propios artistas.

 The Weather Underground (2002)

A fines de los ‘60 un grupo de estudiantes universitarios estadounidenses decidió actuar en contra de la guerra de Vietnam. Jóvenes, blancos y de izquierda, los Weather Underground pasaron de organizar marchas sin mucha convocatoria y con consignas un tanto inocentes a poner bombas en edificios públicos del gobierno. El documental, nominado al Oscar, cuenta la historia de esta organización que apoyó a los movimientos de derechos civiles y que, desde la clandestinidad y perseguido por el FBI, fue parte activa de la generación antibelicista yanqui. A través del relato de los protagonistas, y mientras algunos reivindican su pasado y otros se arrepienten de lo hecho, la historia toma forma y es un retrato de época , uno de los tantos que hay sobre esa generación, que tiene a su favor un buen material de archivo y un relato bien construido a partir de los testimonios en primera persona.

El desencanto (1976)

El director Jaime Chávarri llega con su cámara a la casa de los Panero dispuesto a filmar a esa familia de poetas españoles de renombre que, tras la muerte del padre en 1962, sufre la ausencia de una figura de autoridad. Lo que se muestra en este documental es una larga conversación durante varios días entre Juan Luis, Michi y Leopoldo María Panero, los tres poetas que, junto a la madre y viuda, recuerdan al padre falangista mientras se pasan facturas. Cuando Leopoldo María, el más talentoso de los hermanos, aparece a la mitad del film, ya nada es igual. Recién dado de alta de un neuropsiquiátrico, a los que volverá una y otra vez a lo largo de su vida, su presencia es la que más impacta por su manera de hablar y de referirse, por ejemplo, a los abusos sexuales sufridos durante su internación. Nunca nadie filmó mejor los trapitos sucios de una familia aristocrática, que es un retrato de la decadencia del franquismo y que revalida la figura maldita que sobre los Panero pesa en la literatura española.

Winter on Fire (2015)

No hay forma de entender la magnitud del conflicto que mantuvo paralizada a Ucrania durante noviembre de 2013 y febrero de 2014 si uno se guia por la explicación liviana que da Wikipedia del tema. Porque la serie de disturbios y protestas sólo se entiende si uno ve en imágenes la verdadera batalla campal que tuvo lugar en Kiev entre el pueblo ucraniano y la policía. A raíz de un rechazo a integrar la Unión Europea por parte del gobierno prorruso , las protestas empezaron a tomar forma, y lo que empezó con unas marchas cada vez más numerosas terminó, tres meses después, con una cifra altísima de muertos y el derrocamiento del presidente  Víktor Yanukóvich. Esta producción de Netflix muestra de forma descarnada, y relatado por los manifestantes, el nivel de violencia con el que se enfrentaron los dos bandos en una Ucrania que se dirime entre el odio a su pasado soviético y el interés de occidente de perjudicar a la Rusia de Putin, demostrando que la guerra fría no sólo nunca terminó sino que además encuentra nuevas formas de librarse.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *