5 EPs locales que tenés que escuchar vol. II

Nueva entrega con los mejores EPs de la escena independiente: Psicodelia, Lo-fi de la Patagonia, Pop electrónico, shoegaze y nuevos exponentes de La Plata.

Por Juan Martín Nacinovich

El Sur – La muerte del verano

el sur do

Mediante una base sólida que construyeron espontáneamente en WE (2013), su primer opus, y fortificaron en DO (2015), la segunda pieza del rompecabezas, el dúo edifica un EP de 4 canciones frescas con aroma a nuevo, donde el rock más primitivo pierde terreno en pos de un sonido psicodélico de corte pop. Esteban Giannone y Pablo Capurro abrazan de lleno a su lengua madre –no hay ningún track en inglés– y refuerzan el formato guitarra-batería que viene ganando terreno en la escena de la mano de El Sur, Riel, Dedés y Esquizofrénicos, entre otros. Cada vez mejor.

Parque de Atracciones – Distancia

Parque de Atracciones – Distancia

“Vinilos encontrados en el altillo”, reza la descripción de su bandcamp. Esparciendo un poco el polvo, emergen sonidos varios como el shoegaze, el dreampop y el kraut alemán, tamizados en dos canciones que componen Distancia, este nuevo registro de Parque de Atracciones. En poco más de un año, el cuarteto mutó en perspectiva a su primer EP, Escuela de arte (2016), lo que le abrió las puertas a la familia de Yolanda Discos. Ahora suenan más envolventes y oscuros.

Isla de Caras – Todo lo sólido se desvanece en el aire

Isla de Caras Todo lo sólido se desvanece en el aire

Melancolía digital, sintetizadores, efervescencia pop y dinámica electrónica. Con una ascendencia que se emparenta a la de Sobrenadar y Louta, en materia local, y a The xx y Connan Mockasin bajo fronteras internacionales, Isla de Caras, el proyecto de Lautaro Cura, suena moderno y fresco, revitalizando aún más un sonido que está en boga desde hace unos años. Todo lo sólido se desvanece en el aire marca el pulso del pop electrónico contemporáneo en una amalgama de programaciones, teclas y bases rítmicas.

Limbo Junior – El hijo pródigo

Limbo Junior - El hijo pródigo

Si bien fue craneado como un elepé, su duración (25 minutos) se acerca más al formato EP. El cuarteto afinca un sonido guitarrero cuidado, cargado de arreglos y elementos electrónicos alejándose un poco de la impronta indie platense, evolucionando. Con una voz que remonta a la de Cristóbal Briceño de Ases Falsos, Juan Artero canta sobre un gran apagón, la vista panorámica de la ciudad de las diagonales, el cine, cicatrices precoces, días hermosos desperdiciados y el fantasma de un entrenador.

Augusto y los músicos que no están – Volumen IV: vayan y planten un árbol

Augusto y los músicos que no están – Volumen 4 vayan y planten un árbol

Desde la Patagonia, con epicentro en San Carlos de Bariloche, Augusto Fernández se despacha, junto a los músicos que no están, con un puñado de canciones despojadas de belleza poética. A pesar de que la producción es casera y mantiene el semblante lo-fi, el sonido crece desde todos los ángulos gracias a la mezcla y masterización, un recurso nuevo para el autor, que se autogestiona desde hace varios años. El título remite a un emocionante encuentro televisivo entre el Polaco Goyeneche y el bailarín Jorge Donn en 1985; el mensaje todavía sigue siendo claro: vayan y planten un árbol.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *