20 años de punk y protesta

Cadena Perpetua celebró sus 20 años en Groove, mostrarondo la vigencia de su música y sus letras.

Por Gonzalo Penas

El fin de semana pasado Cadena Perpetua festejó sus 20 años de historia en Groove, con dos shows distintos. En ambos, la banda tocó más de 60 canciones y repasó todos sus discos (incluidos los demos anteriores al primer disco). Ya no existe Cemento, lugar donde Vala (voz y guitarra), Edu (bajo) y Chino (batería) hicieron los primeros recitales en Capital, pero el viernes y sábado el tiempo pareció retroceder a esos conciertos a altas horas de la madrugada, en el desaparecido local que estaba a cargo de Chabán.

El viernes fue el turno de repasar el primer cd de la banda, Cadena Perpetua (1995), Largas Noches (2000) y Un Plan Simple (EP, 2005). Como no podía ser de otra manera, la apertura del recital fue con “Milagros y Mentiras”, primera canción de su disco debut. El público cantaba mientras tiraba papelitos, serpentinas y globos. Con “No quiero flores”, “Algo confuso” y “En esta vida” continuaron el festejo y nos recordó cuán influenciados estaban en sus comienzos por las bandas de punk vascas como La Polla Records, M.C.D. y Eskorbuto, más aun que de Ramones o Sex Pistols. No obstante, si el punk tiene distintas aristas, Los Ramones reúnen a todas ellas y hasta hubo un momento para homenajear a “una de las bandas que más nos gusta”, según Vala, y tocaron “Danny Says”, canción que la banda grabó para un tributo a Ramones llamado Todos Somos Ramones en el año 2005.

Las sorpresas de la primer noche estuvieron a cargo de canciones más viejas, como “Somos la basura” (con Gabriel Ríos, primer batero de la banda) y “Noches de misa”. Ambas no aparecen en ningún disco, quedaron en versión cassette-demos, anteriores a su estreno discográfico. Con “In the City” de The Jam quedó claro cuales eran las bandas preferidas de los integrantes en sus comienzos. Del primer álbum también hicieron el célebre “Luisito” y los inolvidables “Ya no ves el sol” y “Yo no soy como vos”. Uno de los últimos temas que interpretaron de este disco fue “El sueño del pibe” y la gente deliró al grito de “y ahora vamos a ver quien va a joder a quien, si nuestro es el futuro ¿el presente de quién es?”. Un dato de color: tocaron todo Largas Noches, su disco más reconocido. Desde “Baila Conmigo” hasta “La Reacción”, pasando por los clásicos “Cómo poder”, “Si me ves” y “¿Por qué?”. Esta vez “Dispara”, canción con la que suelen cerrar sus conciertos, fue el anteúltimo tema porque hubo otra perlita para el final: “Cuando empezamos a tocar y durante los primeros ocho años cerrábamos con este tema de La Polla Records”, dijo Vala, y el recital terminó con una genial versión de “Ellos dicen mierda, nosotros amén”.

El segundo día fue el turno de tocar canciones de Buscando Salidas (1997), Malas Costumbres (2003) y Demasiada Intimidad (2006). Arrancaron con “Buscando Salidas” y “Un caso más”, ambos del segundo disco de la banda. En el primer tramo del show, de esa placa también sonaron “El tirano”, “Mundo inmundo” y “El sistema/1”. Al igual que el día anterior, de fondo se observaban las banderas que la banda tenía cada vez que presentaba un nuevo disco, que se iban cambiando a medida que transcurría el recital. Continuaron con canciones como “Emigrar”, “Sigo acá”, “Desde el infierno”, todas de Malas Costumbres. Como el viernes, tocaron “Relaciones Peligrosas”, el corte de su reciente Plaga (2010).

Con los años, el grupo fue creciendo en melodías (“Te acordarás de mi”, “Inolvidable” y “Culpables” son un claro ejemplo de eso) pero siguen protestando y criticando lo mismo (a los gobernantes corruptos, a la Iglesia y a la impunidad) con letras que siguen siendo bastante actuales: “NN un jubilado” o “Mis pesadillas” fueron grabadas hace 13 años, pero reflejan muy bien la realidad social contemporánea de nuestro país. Con temas como “Violencia”, “Algo Personal” y “Cerrar la historia”, fueron cubriendo Demasiada Intimidad, que hasta el mes pasado era su último disco de estudio. El cierre fue con “I wanna destroy you” y “Estímulos”, para terminar como se empezó, bien arriba.

Cadena llegó a los 20 años y se codea con otras bandas punks de su camada que ya superaron esa edad, como Dos Minutos y Bulldog, entre otras. Felicidades por ello. Ahora, a escuchar el nuevo disco y a descubrir nuevos clásicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *