Ale Schuster: “Nosotros somos una banda de canciones underground, trabajadores de la música”

Encuentro cercano con Ale Schuster, el cantante de Viva Elástico, una de las bandas que sacudió la escena del Indie Pop nacional, para conmoverlo todo.

Por Matías Roveta y Joel Vargas

Foto de Luciana Burgos

 

La cita para la nota con Ale Schuster es en el búnker de operaciones Z, un acogedor departamento en San Telmo. Cuando hablamos con Ale, accedió amablemente a viajar desde su Longchamps natal, llegar puntual y mostrarse cálido y de muy buen humor. Consigo trae algunas copias del disco debut de Viva Elástico, uno de los mejores discos del 2010, verdadera excusa para la charla.

Desde su entrañable pop rock barrial, el disco abunda en buenas canciones, melodías seductoras y estribillos adherentes. La revelación los catapultó a la escena del indie rock local, hasta convertirse en una de las joyas del momento y una de las mejores aparciones de los últimos años.

Ale nos cuenta cómo fueron los inicios de la banda: un proceso largo, que llevó más de cinco años, desde las tardes que pasaba junto a Mateo Zabala (guitarrista de Viva Elástico), allá por los años 2004 y 2005. Luego de clases, Ale iba a lo de Mateo para componer canciones, tirar ideas y trabajar en la computadora sobre pistas que luego irían tomando forma para el disco, que se editaría a fines de 2009. Acerca de esos comienzos, cuando todavía nada estaba claro, Ale dice: “Yo estudié cuatro carreras y las dejé todas. Tanto embrollo tenía, mental, que no podía darme cuenta qué era lo único que podía hacer muy bien. Ahora lo que hago es estudiar música. Me animé a seguir la vocación, como dice la canción de Los Auténticos Decadentes (risas). Estoy muy cómodo con esto, soy feliz.

Ya instalados en las terrazas del edificio de operaciones, al sol de una cálida tarde de enero, con la autopista Buenos Aires-La Plata de fondo (esa que conduce al sur del GBA, cuna de campeones para el indie local), comenzaría una amigable charla extendida hasta altas horas de la madrugada…

– AZ: Ustedes forman parte de lo que se conoce como escena Indie. ¿Creés que hay algo distintivo en Viva Elástico?

– Ale: Yo quiero que mi banda suene FM, Hi-fi, me gusta ese sonido, me gusta todo claro, limpio, porque me gusta que todo suene fuerte, que se pueda pasar en una radio. Que puedas escucharlo re bien en el auto, me cabe eso. Lo que nos diferencia tal vez sea eso. Obviamente, es cero careta, porque a mi me gusta el ruido, y las guitarras, por ejemplo, son re molestas. No es música confort, de lunge. Es una banda donde, dentro de la armonía de la canción y buscando la perfección siempre, hay quilombo, ruidos y demás. Lo que no nos diferencia es que somos muy parecidos a todos en cuanto a los gustos y maneras de trabajar. El Mató nos ayudó un montón, Los Reyes del Falsete también. Somos bandas de canciones underground, trabajadores de la música.

– AZ: Hoy en día se habla del Indie como un género y no solo como la manera de promocionar o comercializar la música. Es como si se lo estuviese instalado como género.

– Ale: Es un error argentino ese. Porque en otros países no pasa. Indie es, simplemente, una palabra que viene de independiente, no es una forma de tocar. Cuando empecé a escuchar música, de repente leía la Inrockuptibles y había Indie por todos lados. Decía “¡¿qué es el Indie, boludo?!” I-N-D-I-E, me gustaba la palabra ¿viste? Indie Pop, Indie Folk, Indie Rock. Son concepciones desde una decisión, que es la independencia musical, para seguir un curso en tu carrera, nada más que eso. En Argentina se malinterpretó y se cree que Indie puede llegar a ser The Strokes. Las bolas, son más millonarios que Michael Jackson boludo! Entonces, se malinterpreta, como muchas cosas en Argentina, por llegar tarde siempre.

Siempre bien predispuesto a responder, sincero y amigable, Schuster profundiza ideas cada vez más interesantes. Dialogador ameno, responde de manera franca y directa, con naturalidad. Como en el disco de Viva Elástico, un álbum que se destaca justamente por la frescura de sus canciones.

Ale dice que tiene dos grandes influencias a la hora de escribir sus letras. Uno es Francisco Bochatón (cantante de Peligrosos Gorriones): “Me gusta su forma de escribir, la forma de actuar en el escenario. Es muy tímido y con muy poquito hizo muchas cosas. Es una persona super humilde, artísticamente”.Otro referente admitido es Alfredo Zitarrosa, “que, si bien no se nota mucho, forma parte de una identidad de vida, de una forma familiar, digamos. A mi papá le gustaba mucho y yo lo empecé a escuchar y me encantó”.

Conceptualmente, Viva Elástico logra, por un lado, reflejar la realidad social del pibe de barrio, pero también conciliar cierta diversidad de escuchas, donde todos puedan verse representados: “Me gusta que las canciones puedan servir para cualquier persona. Lo que quiero es que las escuchen en Recoleta y en Burzaco. Es música hecha para las amas de casa y para los abogados, para los empresarios. La música es para todos. Si te cerrás, estás perdiendo un enriquecimiento re puro del arte”.

Acerca de la música de Viva Elástico, mix de pop y rock, con sutíles arreglos de guitarra y programaciones electrónicas, Schuster dice: “con Mateo somos fanáticos de The London Suede. También de The Smiths, Pulp, David Bowie, Super Furry Animals, Blur. Oasis me encanta. Igual, desde los arreglos de las canciones es británico. Después, desde la estructura de cómo está tocado es más americano. “El festejo”, por ejemplo, es un tema re americano”. El alto ingrediente de rock británico de los ´90 les sienta bien.

– AZ: Las canciones del disco mantienen una unidad o un clima, si se quiere. Como que constantemente hay melancolía o nostalgia.

– Ale: Sí, pero lo que se dio, se dio con naturalidad. No hay ningún esfuerzo en cuanto a “apurate que ya sale el disco”. Fue como natural. Y por otro lado, a mi me encanta que los discos sean variados, que tengan diferentes movimientos, que no sean rectos. Me gustan los discos de Punk, pero generalmente son más rectos, más lineales. Aparecen baladas Folk o temas de Rock poderoso o temas medio Punk o medio Glam ¿viste? Eso me gusta: cuando hay movimiento y las canciones suenan un poco tristes, un poco darks, otras más adolescentes…

– AZ: El disco es natural, las canciones son frescas. Esto se nota mucho en la voz, componente fundamental de Viva Elástico.

– Ale: A mi me gusta mucho Virus, y hay como una referencia a eso. Siempre que vamos a tocar, tenemos sonidista propio; trabaja con nosotros y ya sabe qué sonido necesitamos, por una cuestión técnica necesaria. Hace seis meses que lo conocemos y como referencia yo le digo “¿viste Virus? Bueno, así, la voz tiene que estar arriba de la frecuencia de los instrumentos y ponele cámara”. Lo que importa, más allá de la música, es la letra, que se entienda bien.

– AZ: En el disco las canciones son bastante pop, pero en vivo son una banda de Rock al palo ¿Por qué?

– Ale: En primer lugar, es mucho más crudo porque el vivo es el momento donde vos te podés mostrar ante la gente y tocar. Pero también creo que es importante entender que son diferentes situaciones. No tiene porque ser parejo o igual a lo que suena en el disco. A mi me gusta mucho Suede, por ejemplo, donde vos ves que en vivo sonaban super rockeros y después en el disco suenan mucho más sofisticados.

En esa disparidad entre el sonido de estudio y el sonido del vivo, influyó también la manera en que se grabó el disco. La banda, desde sus inicios, tardó un tiempo en completarse, y fue bastante difícil encontrar un baterista definitivo: “Empezó a tocar la batería Tomás, de Los Reyes del Falsete, pero solo un par de fechas. Después en total habremos tenido como cuatro o cinco bateristas. El anteúltimo fue el que más duró hasta ahora, Felipe (Muslera, N de R.), y ahora toca Juan Del Vall, que es como nuestro preferido”,dice Ale acerca del síndrome Spinal Tap.

Lo cierto es que, para reemplazar la ausencia de baterista al momento de empezar con las grabaciones del álbum, decidieron resolver la disyuntiva, de la manera más sencilla de acuerdo a las posibilidades que tenían a mano. “El disco se grabó con samplers. Algunas baterías las sampleamos, hay imitación de baterías reales y golpes de electrónica también. Por ejemplo, “Vuelven” es medio tecno y los golpes son puramente de la electrónica”, comenta Schuster, y completa la idea: “las bandas se basan en las necesidades. No es que haya una proyección general, es decir: “vamos a hacer el disco con un sampler”, sino que fue una cuestión necesaria porque no teníamos baterista ni mucha guita para hacerlo”.

Lo que terminó ocurriendo es que el uso extensivo de programaciones, pistas, bases electrónicas y loops, complicó un poco la puesta en escena para el sonido en vivo: “No pensamos mucho cómo iban a darse las cosas en el disco, en cuanto a lo de la batería y demás. Fue una cuestión situacional, lo grabamos con máquinas, y como no queríamos tocar con máquinas en vivo, pusimos un batero. Ahora, con este nuevo baterista (Juan del Vall, N. de R.), vamos a empezar a tirar pistas y programaciones en vivo”.

De cara a su próximo disco y a los shows futuros, la banda plantea resolver esas disparidades estudio-vivo con la inclusión de un tecladista: “Este segundo disco va a estar mucho más acorde a lo que hagamos en vivo. En los shows vamos a incluir secuencias, el baterista con auriculares y vamos a tener sampleos y demás. En vivo, vamos a tener una computadora sampleando algunas cosas. Por eso queremos sumar a la banda un tecladista”.

– AZ: ¿Cómo están trabajando para el próximo álbum?

– Ale: Estoy con el sequencer y con un programa, el Reason. Me pongo los auriculares y a la noche me quedo programando, estoy armando loops. Después eso lo cruzo con guitarras acústicas y se armoniza todo. Hay un tema que es con batería como de rock pero es re electrónico, tiene unas voces de mujer sampleadas. Las canciones son parecidas a las del anterior, pero tienen otra forma de expresar. Lo considero más canción todavía, porque son más cerradas, tienen menos acordes, son más directas.

Ya sobre el final de la entrevista, la charla deriva en como se plantean el futuro, luego de un año movido y en vistas del comienzo de otro. La posibilidad de que los grandes sellos se lanzen a la caza de Viva Elástico se pone sobre la mesa: En realidad uno siempre tiene proyección. A todos nos gustaría trabajar de lo que hacemos ¿no? Obtener un crédito para poder vivir, pero no para ser rico, sino para simplemente poder seguir haciendo lo que te gusta. Y multinacionales no aparecieron nunca. El Indie ahora está creciendo un montón y las empresas multinacionales están perdiendo, día a día, plata por discos. Ya editar es una vergüenza, no venden álbumes, la gente no compra nada, se baja todo de Taringa con un mal audio y lo escucha desde el I-pod o el Mp3. Entonces, no se… multinacionales… ojalá podamos ser independientes todo el tiempo y poder vivir de eso.

De momento lo logran. Su disco no solo suena bien, sino que es una clara muestra de que hay voces que vienen de abajo y es necesario escuchar. Independencia o grandes sellos es solo un camino; una apuesta. Lo que está seguro es que con discos así, para Viva Elástico ese camino será cada vez más fácil de transitar. Y así, su cantante Alejandro Schuster, podrá cumplir su sueño y pensar solo en lo que él quiere. O como dice en “Las Motos”:Con todo lo que hay, podría construir un barco que me lleve en silencio, o tocar la guitarra y cantar y cantar”.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *